Benditas tortas

Hace muchísimos años, en un vuelo de París a Dallas, me senté junto a una mexicana que vivía en Tucson, había ido a ver a la virgen de Lourdes y regresaba muy emocionada llena de medallas, estampitas y figuras llenas de agua. A los pocos minutos de haber despegado saqué mi botella de agua y justo antes de poder beber de ella, la mujer saltó de alegría y me preguntó si era agua bendita. No tengo idea por qué pero le dije que sí era y me aguanté la sed un rato hasta que las azafatas pasaron con las charolas de bebidas.

Me encontraba tomando una Lulú de limón cuando recordé ese episodio, y me extrañó que justamente el refresco me lo hubiera invitado Bianca, una amiga francesa. Habíamos ido a pasear un rato por San Ángel. De pronto ella recordó un lugar rico para comer muy cerca, L’encanto de Lola. Tortas (A)típicas. Lola-Lulú-Lourdes-Francia-francesa, demasiadas coincidencias como para no ir a probar.

Pedí la torta Grilled Cheese, de pan blanco de la casa relleno de queso para fondue (generalmente una mezcla de quesos beaufort y comté –quesos franceses de leche de vaca de la familia de los gruyères-), cheddar importado (queso de leche de vaca originario del Reino Unido pero que actualmente se produce en muchos países. Entre más maduro tiene un sabor más fuerte), tocino crujiente y jitomate picado. Los quesos venían derretidos sobre el pan y el jitomate le daba un toque de frescura. Le agregué rajas caseras en vinagre que no picaban nada pero estaban muy ricas. Lulú, digo, Bianca, pidió la Pollo B.L.T., pan blanco de la casa relleno de pollo capeado crujiente, mayonesa casera, tocino importado, lechuga y jitomate. Muy recomendable. De guarnición compartimos unas papas fritas en gajos, pero para la próxima pediré unas sólo para mi. El agua de piña con menta estuvo muy refrescante. No pude resistir la tentación de pedir de postre una mini torta de ricota con miel, que es un panecito esponjoso hecho ahí mismo untado con queso ricota y miel orgánica, para chuparse los dedos. Probé el postre de Lola, digo, Bianca, una mini torta de chocolate amargo con malvavisco derretidos, mi favorita.

Para cuando salimos del lugar ya había una lista de espera de más de cuarenta minutos. Me quedé pensando que tal vez mi ex compañera de asiento también hizo una larga fila para saciar su hambre (de santidad), la diferencia es que en L’encanto de Lola todos podrán beberse su vaso de agua completo y comerse sus benditas tortas sin culpas.

NOTA: El menú cambia cada tres meses aproximadamente.

El encanto de Lola: Amargura 14 | San Ángel | Ciudad de México

Promedio de consumo por persona entre $180 y $220 Pesos.

la foto-58la foto-59la foto-60la foto-61la foto-62la foto-63la foto-65la foto-66la foto-67

Anuncios

4 Respuestas a “Benditas tortas

  1. Tu anécdota me ha recordado una gran película que, en cierto momento, pivota de manera hilarante sobre Lourdes: La escafandra y la mariposa de Julian Schnabel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s