De cómo un sueño se convierte en taco de suadero

Estos últimos días hemos disfrutado del clima, de los hermanos, de los amigos, del trabajo, de la bebida, pero no de la carne. Sabemos que la dieta vegetariana que llevamos es saludable y tampoco nos podemos quejar de que no ha sido rica, pero de pronto hay días en que nos despertamos y nos damos cuenta que habíamos soñado toda la noche con un pedazo de carne.

Para desayunar, buscamos un taco de ojo, sólo de Facebook, para no romper el régimen. En la noche habíamos vuelto al mismo perfil otra vez, sin tener el valor para enviar una solicitud de amistad al guapo sexy de 1.90m, quien seguro ni se imagina que tiene una admiradora desde el día en que cruzaron miradas en una inauguración. Patético fue buscar una vez más, sin éxito, si había alguna nueva foto en el Instagram. Eso no iba a ir a ningún lado y nos dimos por vencidos. Para reponernos del golpe se nos ocurrió correr a los tacos sin nombre de la calle Manuel María Contreras, casi esquina con Francisco Pimentel.

La especialidad del lugar son los tacos de suadero (la carne y grasa que se encuentra entre el costillar y la piel de la vaca), nuestros favoritos, pero los de pastor no están nada mal. La carta del lugar incluye más opciones pero por alguna extraña razón sólo hemos comido esos las miles de veces que hemos ido, incluso cuando todavía estaban en otro local a la vuelta. Afortunadamente llovía, así que esa noche no hubo cola para pagar o pedir la comida. El lugar es interesante por varias razones, la primera, obviamente, es que los tacos están muy ricos, la segunda es que tienen varias guarniciones como por ejemplo las cebollitas de cambray cocidas en la grasa junto con la carne, los pepinos rebanados, los habaneros con cebolla morada y las dos salsas de la casa, una picosa y otra MUY picosa. La tercera es el color de las paredes.

Abren de lunes a domingo y va tanta gente que es mejor llegar antes de las 10:00 p.m. para asegurar la cena.

Diez tacos después volvimos a casa un poco más relajados, con la dosis perfecta de proteína animal para no revisar ninguna red social por un buen rato.

Taquería sin nombre: Manuel María Contreras s/n casi esquina con Pimentel | Col. San Rafael | Ciudad de México

Promedio de consumo por persona entre $70 y $90 Pesos

la foto-25la foto-31la foto-28la foto-30la foto-33la foto-29la foto-35

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s