Llantos acalorados

Ciudad de México en día festivo. Tomamos el metro hasta Allende y luego caminamos a Correo Mayor, acompañamos a Úrsula a buscar flores para los ojillos de unos sacos. Nos despedimos pronto y tomamos la calle de Mesones con dirección a Eje Central. Una delicia caminar por el centro, admirando sus espectaculares edificios. Hicimos una escala en el cine Teresa, un lugar extraño pero interesante. Abrió sus puertas en 1942, años después se convirtió en cine porno y recientemente fue acondicionado como plaza comercial donde se venden electrónicos y teléfonos celulares, nuevos y robados. Tiene dos salas de proyección en el tercer piso. Después de llorar de principio al fin con La esposa prometida (Rama Burshteines, 2012) salimos hambrientos y sedientos. No eran los tacos de milanesa ni la enorme cerveza con clamato del café La Habana los indicados para llenar nuestro turbado corazón, acalorado y sediento además. Nos dirigimos entonces a La especial de París, modesta y simpática heladería instalada por los rumbos de Insurgentes y Reforma desde 1921.

Fue un gusto encontrarse con sabores  y combinaciones divertidas para el paladar. Nos atascamos, como nos encanta: Primero, para quitar el calor, nieve de fresa con albahaca. Después probamos el Helado de olivo con nuez de la india, arándanos y piñones, fue un golpe de sabor, una combinación extraña pero interesante, valga la redundancia. Comimos también Helado de queso de cabra con sultanas al cogñac (sic), de sabor intenso y consistencia cremosa. Probamos el de mazapán con palanqueta, recomendado para aquellos a los que les gusta el dulce extremo. Volvimos a la nieve y nos derretimos ante yerbabuena con limón, con un sabor bien refrescante y no muy azucarado. Para cuando terminamos con el de cardamomo nuestros corazones latían de nuevo. Seguramente aguantaríamos Bailando en la oscuridad (Lars von Trier, 2000) completita sin derramar una sola lágrima.

Volveremos pronto a probar los sabores que nos faltaron y los postres preparados, como el Melón a la moda, el Helado ahogado, la Delicia tropical o el Double ginger shot. ¡Atrévanse a hacernos llorar!

NOTA: El helado de vainilla es la especialidad de la casa, hecho con vainas naturales, muy bueno.

Nevería y cafetería La especial de París | Insurgentes centro 117 | Col. San Rafael | Ciudad de México

Helados sencillos desde $24, litros de hasta $180.

la fotola foto(1)la foto(2)la foto(3)la foto(4)

Anuncios

4 Respuestas a “Llantos acalorados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s